, ,

Wolfsbane: La mutante más licántropa

¿Quién es Wolfsbane?

Rhane Sinclair es la hija ilegítima de una prostituta y un reverendo presbiteriano del norte de Escocia. Su madre muere en el parto y queda a cargo de su padre, el reverendo Craig, quien la cuida como si fuera huérfana sin revelarle su parentesco. Craig es duro en su educación instigando fuertes valores religiosos y morales en su hija, así como un estricto sentido del deber, de la decencia y de la importancia de protegerse del demonio.

Maldita la suerte que, con tan solo 14 años, Rhane manifiesta sus poderes mutantes que, para más inri, la convierten en un licántropo. Evidentemente, al verla convertida en lobo, el Reverendo Craig deduce de forma totalmente lógica y normal que Rhane está poseída por el diablo y hace lo único que puede hacer: levantar al pueblo con horcas y antorchas y perseguirla por el bosque. Afortunadamente, la Dr. Moira MacTaggert, vieja amiga de los X-Men y quien había estado presente durante el parto, la encuentra de nuevo transformada en niña y la lleva a los Estados Unidos para que sea educada en la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos.

No tarda demasiado en hacerse un hueco en la escuela ya que, nada más llegar rescata al Profesor X de las garras de Donald Pierce junto a Bala de Cañón, Karma, Psyche y Sunspot. A la vista de tanto talento y en un momento en el que los X-Men originales se hayan dispersos, Charles Xavier se decide a entrenarlos, con habitación del peligro y todo. Se convierten así en el nuevo equipo de la Mansión X bajo el nombre de Nuevos Mutantes.

Dentro del equipo, Rhane tendrá un papel fundamental y adoptará el apodo de Wolfsbane. No será su último destino, ya que también formará parte del underground mutante en equipos como Factor X o el equipo de Cable y Deadpool, Fuerza X, llegándose a convertirse incluso en diácona de un pueblo perdido en el Círculo Ártico.

Personalidad de Wolfsbane

Rhane encarna la fusión perfecta entre un ser humano y un animal. Un lucha constante y antitética entre la bestia y las personas. Sus instintos animales y de descontrol chocan de forma directa con la educación tan estricta que ha recibido, lo que la hacen vivir en un tenso equilibrio.

Algo insegura, es extremadamente casta y vergonzosa y, mal que le pese, no puede evitar sentir ciertos prejuicios o miedo hacia las apariencias demoníacas de compañeros como Rondador Nocturno o Magik. Por último, no está acostumbrada a muchas de las cosas habituales de la vida moderna y, a pesar de que es perfectamente capaz de valerse por sí misma, tiende al llanto, aunque no se avergüenza de ello.

Amigos y enemigos de Wolfsbane

Wolfsbane tiene buena relación con el resto de miembros de los New Mutants, tanto los ya mencionados, como con Cypher o Boom–Boom. Sin embargo, su personalidad retraída y a la vez salvaje hacen que sea bastante independiente. El único momento en el que se ha desmelenado fue en su corta -pero pasional- relación con el príncipe lobo de Asgard Hrimhari.

Se ha enfrentado a villanos de la talla de Loki, Magneto o Psylocke, y a los miembros del Club Infernal en varias ocasiones. También ha compartido aventuras con miembros más conocidos de la familia mutante, como Arcángel o Cíclope. En el momento de unirse a la Fuerza X, Cable ejerce una influencia muy fuerte sobre ella.

Wolfsbane en el Universo Cinematográfico de Marvel

A principios de los años 2000, cuando las películas de superhéroes parecían cosas del pasado y de DC, la Fox sorprendió al mundo con una brillante adaptación de los X-Men, tras haber adquirido en exclusividad los derechos de una Marvel en serios problemas financieros.

Ese empuje visionario que tuvieron las 2 primeras películas se perdió y, lo cierto, es que la Fox arriesgó muy poco, teniendo en cuenta el extenso catálogo de historias y personajes bajo la marca X-Men. En esta segunda etapa, la productora americana está dispuesta a arriesgarse más y profundizar más en el baúl que le compró a Marvel. Prueba de ellos son Deadpool y la película New Mutants, que se estrenará en 2018.

Para el papel de Wolfsbane se ha apostado por Maisie Williams. Esta joven pero veterana actriz de series, como Juego de Tronos y Doctor Who, ya estaba reclamando el salto a la gran pantalla. Williams está acostumbrada a interpretar ese papel de niña salvaje y trae consigo a una legión de seguidores, lo que muestra un gran acierto en el casting.

Esperemos que la película dirigida por Josh Boone -más habitual en dramas y comedias románticas que en películas de acción– sea un acierto. La saga de los X–Men ha jubilado a Hugh Jackman, Ian Mckellen y Patrick Stewart, y se juega mucho tanto con este film como con X–Men: Fénix Oscuro, que se estrenará también en 2018.

¿Qué poderes tiene Wolfsbane?

Los poderes de Wolfsbane son los propios de un licántropo, es decir, de una mujer lobo. Sin embargo, en lugar de estar a expensas de las fases lunares, Rhane puede cambiar su aspecto a voluntad.

De hecho, no sólo puede alternar a voluntad entre la forma lobuna y la humana, sino que cuenta con una forma intermedia en la que adquiere la fuerza y algo del aspecto de un lobo, sin perderse a sí misma por el camino. En su forma lobuna o a mitad camino, Rhane aumenta su fuerza, su velocidad, sus reflejos y todos sus sentidos, además de destapar un instinto animal muy útil en cualquier refriega.

#EnPocasPalabras: Una conclusión de Wolfsbane

En Manada

Wolfsbane combate rodeada, aunque suela sentirse sola. Su excesivamente recta infancia la marca para siempre y, aunque intente liberarse, siempre acaba volviendo al redil. No quiere decir eso que no sea peligrosa ni que sea dócil o mansa, pero en combate lucha mejor acompañada y hace mejores a sus compañeros. Toda una aliada que tener en tu manada.

Written by Oscar

Seriéfilo, melómano, cinéfilo y bibliófilo. "Friki" de la vida en general y de muchas cosas en particular (Marvel, ESDLA, Zelda...) Me gustaría pensar que mi pasión y entrega hacen la vida de los demás un poquito más fácil.