, ,

Magneto

Erik Eisenhardt

¿Quién es Magneto?

Max Eisenhardt es un niño nacido en los años 20 en Núremberg Alemania. Max es judío y sobrevivirá al Tercer Reich y al genocidio y persecución que sufren el pueblo judío en toda Europa. Tanto es así que pasará su adolescencia en lugares tan tétricos como el Gueto de Varsovia, Treblinka o Auschwitz, y verá como toda su familia muere a manos de los Nazis. Aun así, no todo es tragedia y se reencuentra con Magda, una joven Romaní a la que conoció y de la que se enamoró siendo apenas un niño. Juntos logran escapar y casarse y empezar una nueva vida a los pies de los Cárpatos. Llegan a tener una hija llamada Anya, pero claro, nada es feliz durante demasiado tiempo en el Universo Marvel. Erik, la identidad asumida por Max y por la que será más conocido, emplea sus poderes por primera vez de forma consciente para lanzarlo un hierro a su jefe, quien no lo pagaba, pero claro, estas cosas tienen consecuencias en la ciudad soviética de Vinnitsa y Erik tiene que ver impasible como la KGB mata a su hija delante de él. Lleno de furia Erik desata sus poderes matándolos a ellos y destruyendo la mitad de la ciudad. Ante esto, Magda huye despavorida antes de que Erik pueda hacer nada… y con dos gemelos en su vientre, Peter y Wanda Maximoff.

Sólo y abandonado, Erik conoce a Charles Xavier en Haifa, Israel, y aunque es consciente de que sus visiones son incompatibles, trazan amistad con él rápidamente. Un último intento hace Erik para reconciliarse con la raza humana empleando sus poderes para cazar a criminales de guerra nazis, pero es traicionado por la agencia de espionaje para la que trabaja y asesinan a su novia Isabelle, de nuevo, delante de él sin que pueda hacer nada. Desde entonces jura venganza sobre la raza humana y se rodea únicamente de mutantes como él. Funda la Hermandad de Mutantes Malvados –la Hermandad a secas– e incluso llega a fundar una nueva sociedad mutante en un meteorito. Sea como sea, siempre trabajará para defender los intereses de los mutantes por encima de los humanos seguro de que ambos no pueden vivir juntos en paz.

Personalidad de Magneto

Erik –o Max, o Magneto, como queramos llamarle– ha sufrido en sus propias carnes los horros más crueles que ha sido capaz de imaginar el ser humano y eso es algo que, necesariamente, te marca para siempre. Tanto es así que su personalidad es la de una persona herida y agraviada, extremadamente propenso a desconfiar de aquellos que para él representan los horrores que ha vivido y por cada mutante que muere, sobre todo los que están a su cargo, crece esa culpa, ese remordimiento y, también, ese odio. Aun así, el considera que actúa en defensa propia y para sobrevivir y que, por malvados que puedan parecer sus métodos, son sólo herramientas para conseguir un bien mayor. Un bien necesario y sin el cual los mutantes estarían condenados. Lástima que ese bien, la supremacía mutante en lugar de la cohabitación, conduzca habitualmente a una guerra civil.

Amigos y Enemigos de Magneto

Magneto y Charles Xavier son dos caras de una misma moneda y su relación, unas veces de amistad, pero las más de rivalidad y enfrentamiento marcan el devenir de toda la comunidad mutante. Al fin y al cabo, si el Profesor X cuenta con los X-Men, Magneto no se queda corto y reúne a su alrededor a los mutantes más poderosos adheridos a su causa en La Hermandad. Mística, con la que tiene una relación especial, Dientes de Sable, etc.… también cabe señalar que Magneto tiene varios hijos conocidos como Pietro y Wanda Maximoff, conocidos como Quicksilver y la Bruja Escarlata y Lorna Dane, alias Polaris, entre otros. Entre sus enemigos suele estar el gobierno de los Estados Unidos, agencias como S.H.I.E.L.D o Los Vengadores, pero también Cráneo Rojo, hacia el que tiene una animadversión especial, o su propia hija Bruja Escarlata cuando esta perdió el control en los eventos de Casa de M. Sin embargo, cuando el destino del planeta ha estado en juego, como en Secret Wars, Magneto siempre ha estado dispuesto a defender la tierra. Al fin y al cabo, es el hogar habitual de los mutantes.

Magneto en el Universo Cinematográfico de Marvel

Es imposible, impensable y una pérdida de tiempo plantearse si quiera adaptar el mundo de los X–Men a la gran pantalla sin contar con la participación de Magneto. Es uno de los personajes más famosos y reconocibles en el mundo de los cómics y, probablemente, uno de los villanos más más carismáticos, complejos y convincentes. ¿Ahora bien, quien podía encarnar a un personaje tan crucial? Ian Mckellen fue el escogido, todo un acierto. No todo el mundo puede presumir de haber interpretado a Gandalf, Magneto y Sherlock Holmes –y estuvo a punto de ser Dumbledore…–. Su actuación fue un complemento perfecto para el también brillante y veterano Patrick Stewart en el papel del Profesor X. Ellos dos, junto con Hugh Jackman como Lobezno son el rostro de la primera saga de los X-Men en la gran pantalla, con más de 7 películas, empezando en 2000 con X–Men y que ha concluido en 2017 con la última de las películas de Lobezno.

Pero la vida sigue y Ian Mckellen no puede interpretar el papel eternamente. X–Men: Primera Generación, una especie de precuela que inició la refundación de la saga cinematográfica de los X-Men presentó a Michael Fassbender como el nuevo Magneto. Más joven, con más rabia y en el zenit de sus poderes. En X–Men Apocalipsis (2016) sólo la relación con su hijo Quicksilver –Evan Peters– consigue que no destruya el mundo tras ser abducido por el villano que da nombre a la película. Sea como sea su presencia y sus poderes serán fundamentales en la próxima película X–Men: Fénix Oscuro, que se estrenará en 2018. En esta ocasión, la línea entre buenos y malos se difuminará cuando deban enfrentarse a una amenaza, Fénix Oscuro, que afecta a humanos y mutantes por igual… y no sólo a nuestro planeta.

¿Qué poderes tiene Magneto?

Magneto es uno de los mutantes más poderosos del mundo y, por lo tanto, uno de los seres más poderosos de todo el Universo Marvel. Sus poderes radican en su magnetokinesis –de ahí el nombre–, es decir, en su capacidad para controlar, manipular y crear campos magnéticos. Esto no se reduce a mover unos cuantos coches o incluso inclinar unos cuantos edificios, sino que su poder es varios órdenes de magnitud mayor. Puede detener ejércitos, crear terremotos, elevar islas, detener meteoritos o crear un impulso electromagnético capaz de deja sin luz a todo el planeta. Además, sus poderes le permiten volar, refuerzan su armadura para que sea tan resistente como el Admantium y su entrenamiento y su caso le hacen especialmente resistente a los poderes telepáticos.

#EnPocasPalabras: Una conclusión de Magneto

Moisés de los Mutantes

Según Darwin, la evolución es necesaria y sólo los mejores sobreviven en un mundo plagado de peligros. Magneto encarna esta doctrina en un mundo en el que, según él, ha nacido una nueva y mejor forma de la especie humana. Ha visto y vivido en sus propias carnes las miserias del Homo Sapiens y está preparado para liderar a los mutantes a ocupar su lugar como el nuevo eslabón en la cadena de la evolución, como si fuera Moisés guiando al Pueblo de Israel. ¿Se convertirá acaso en lo que más desprecia? Por suerte, Charles Xavier suele estar presente para recordarle que humanos y mutantes no son tan distintos y que, en su interior, Magneto no quiere convertirse en un genocida.

Written by Oscar

Seriéfilo, melómano, cinéfilo y bibliófilo. "Friki" de la vida en general y de muchas cosas en particular (Marvel, ESDLA, Zelda...) Me gustaría pensar que mi pasión y entrega hacen la vida de los demás un poquito más fácil.