, , ,

La Cosa, una mole hecha de rocas

Benjamin Grimm



¿Quién es La Cosa?

Ben Grimm nació en la pobreza, viviendo en la parte más olvidada de Manhattan, bajo el cuidado de un padre demasiado alcoholizado como para trabajar. Era su hermano mayor, Daniel, el que se ocupaba de la familia, pero, para hacerlo, creó su propia banda callejera. Sin embargo, como no podía ser de otro modo, murió en un enfrentamiento con bandas rivales. Enfadado con un mundo que le ha quitado a su hermano, se va a vivir con su tío Jake, y aunque al principio es complicado, acaba dejando su vida callejera y se convierte en jugador de Fútbol Americano en su instituto, consiguiendo una beca para la universidad. Es allí donde conoce a Reed Richards y pronto se hacen mejores amigos. Al acabar la universidad, Ben se enrola en la Fuerza Aérea Estadounidense.

Quien es la Cosa

Es debido a sus habilidades de pilotaje que cuando Reed necesita, años más tarde, hacer un desesperado vuelo de prueba con su nave experimental, Ben se ve obligado a pilotarla, a pesar de que avisa de que los escudos antiradiación pueden no ser suficientemente fuertes en el espacio. Y tenía razón ya que, durante el vuelo, se ven sorprendidos por una llamarada solar y son sometidos a altísimas cantidades de radiación cósmica. Esta radiación tiene efectos diferentes en los cuatro ocupantes de la nave. Simplificando, Reed se vuelve elástico y su mujer Sue Storm puede crear campos de fuerza que, entre otras cosas, la pueden hacer invisible mientras que su hermano John se convierte en la antorcha humana. Ben, sin embargo, se lleva la peor parte ya que su
cuerpo se desfigura y se convierte en una mole hecha de rocas. Tanto es así que su apodo como superhéroe no es otro que “La Cosa”

Ante este giro radical en sus vidas Ben, Reed, Sue y John se convierten en uno de los equipos de superhéroes más laureados de la tierra, Los 4 Fantásticos, y juntos se enfrentarán a amenazas terrestres y extraterrestres. Más importante incluso, se convierten en una familia que, como todas, tiene sus más y sus menos, pero es extremadamente necesaria para un Ben que se ve destrozado psicológicamente por su cambio físico y un Reed que no puede deshacerse de su sentimiento de culpa.

La personalidad de la Cosa

Su transformación en la cosa es un momento crucial en su vida en el que Ben se vuelve taciturno y retraído del mundo, aunque en ningún momento culpa a su amigo Reed por lo ocurrido. Desde ese momento comienza un largo camino para salir de la por otro lado normal depresión en la que está sumido, pero estar con Los 4 Fantásticos le ayuda mucho. Ben se convierte en un cínico, bastante seco y siempre dispuesto a pelear, pero, a la vez, una persona protectora y tierna con sus amigos.

Personalidad de La Cosa

Amigos y Enemigos de la Cosa

Ben es temido por sus enemigos y respetado y querido por sus amigos. Dentro de los 4 Fantásticos es la voz de la razón más pragmática que media entre la fría lógica de Reed y el embriagador liderazgo de Sue mientras que es la figura paterna que el multimillonario Playboy Johnny Storm necesita. En el resto de la comunidad superheroica es un miembro importante pero independiente con el que se puede contar, llegando a formar parte de los Vengadores de la Costa Oeste, pero que durante Guerra Civil decide emigrar a Europa y no participar del conflicto. En cuanto a sus enemigos, el Dr. Doom o el Hombre Topo han probado en varias ocasiones sus puñetazos y aunque se ve más superado por amenazas cósmicas como Galactus siempre acaba siendo parte fundamental en los planes de combate de Los 4 Fantásticos.

 

La Cosa en el Universo Cinematográfico de Marvel

Lo que ha hecho la Fox con una de las propiedades intelectuales más importantes del mundo de los cómics es francamente decepcionante. En un momento en el que las películas de superhéroes eran la cresta de la ola con Spider-Man y X-Men (de la propia Fox) consiguiendo récord tras récord de taquilla Los 4 Fantásticos no terminaron de despegar. Con una película en 2005 que contaba incluso con el Doctor Doom y con actores de la talla de Jessica Alba y un joven Chris Evans y una secuela en 2007 que incluía a personajes tan carismáticos como Galactus o Estela Plateada mató a la franquicia en lugar de lanzarla al estrellato. Una historia y personajes excesivamente bandos no encandilaron ni a los fans ni al gran público. Sin embargo, 8 años después, Fox decidió relanzar la saga, pero el resultado fue aún peor si cabe. Demasiado oscura y con demasiados problemas durante la producción, la película del inexperto Josh Trank volvió a desperdiciar un casting de lujo con Kate Mara, Miles Teller y Michael B. Jordan, entre otros y ofreció una visión demasiado oscura, grounded y desestructurada, convirtiéndose en una de las películas de superhéroes peor valoradas por crítica y público de la historia.



Sin embargo, cuando más oscura es la noche, más cerca está el día y, en este caso, el día es que, siempre y cuando las autoridades de la competencia no lo consideren un exceso, Fox es ahora de Disney y, por lo tanto, los 4 Fantásticos –¡y Deadpool y los X-Men!– han vuelto a casa y dentro de poco tiempo entrarán a formar parte del enorme Universo Cinemático de Marvel. No sólo podremos ver a unos 4 Fantásticos dignos de sus orígenes –Disney ya ha demostrado que sabe hacerlo y para muestra Los Increíbles – sino que estamos cada vez más cerca de ver a Hulk y La Cosa juntos en la gran pantalla.

¿Os imagináis que empiezan a repartir tortas?

¿Que poderes tiene La Cosa?

Ben Grimm, alias La Cosa, es uno de los superhéroes con unos poderes muy evidentes.

Es grande, es pesado, es resistente y es fuerte. Muy muy fuerte. Todo su cuerpo ha aumentado en resistencia y densidad hasta que su aspecto exterior es el de una roca gigante, aunque mantenga algunos rasgos humanos. Como detalle, cabe señalar que Ben no envejece en este estado lo que aumenta aún más si cabe su separación del resto de la humanidad.

#EnPocasPalabras: Una conclusión sobre la Cosa

La hora de las tortas

Al grito de “Es la hora de las tortas”, Ben es de los primeros en entra en batalla y de los que golpea primero y pregunta después. Sin embargo, lo que podía ser un personaje plano y simple se convierte en un reflejo de lo que nos hace o no ser humanos. La necesidad de ser reconocido por sus semejantes es una parte fundamental de un Ben que, desde que consiguió sus poderes, le cuesta considerarse y que lo consideren uno más. Una muestra más de que Marvel es mucho más que mamporros y monstruos y que en sus páginas se exploran también lo que significa ser diferente y la importancia del rechazo y la aceptación de los demás.



Escrito por Oscar

Seriéfilo, melómano, cinéfilo y bibliófilo. "Friki" de la vida en general y de muchas cosas en particular (Marvel, ESDLA, Zelda...) Me gustaría pensar que mi pasión y entrega hacen la vida de los demás un poquito más fácil.