,

Loki

¿Quien es Loki?

Loki es una paradoja en sí mismo, fruto del engaño y las triquiñuelas. El dios del engaño no nace en Asgard, sino que es el hijo del rey de los Gigantes de Jotunheim, una raza bárbara enemistada eterna y mitológicamente con los asgardianos. Por lo tanto, ni es un dios, ni es inmortal, ni es fuerte. De hecho, es raquítico y pequeño para los estándares de su raza y es apartado por su padre Lafuey al considerarlo una decepción. Sin embargo, tras matar Odín a su padre –el propio Loki insta a Lafuey a enfrentarse a él en batalla singular– Odín lo adopta como su propio hijo a instancias del fantasma del padre de Odín. Un lío, ¿verdad?

Más aún si sabemos que el fantasma de Bor, el padre de Odín y primer rey de Asgard, es realmente Loki, quien ha viajado al pasado para atormentar a Odín y asegurarse de que lo adopta y le da un sitio dentro del Panteón de los dioses nórdicos.

Más allá de su complicado origen, la historia de Loki recuerda a muchos arquetipos en los que el hermano pequeño o menos favorecido por su padre crece lleno de resentimiento y acaba revelándose contra la casa que le acogió. De este modo, Loki odia a su hermano Thor y, por extensión, a todos los asgardianos que lo tratan a mejor que a él. Mientras su hermano es fuerte y valiente, algo admirado por todos, las habilidades de Loki residen más en la magia y su intelecto, algo que no es muy prioritario en Asgard. Por ello, Loki descubre rápidamente que su destino no se halla en la ciudad nórdica… al menos si no quiere dedicarse a ser sirviente.

A cada paso intentará acabar con Thor y con Odín para sentarse él en el centro de los nueve reinos comandando huestes de enemigos hacia Asgard, en muchas ocasiones, sin que sus enviados sepan realmente para quién trabajan.

Personalidad de Loki

Es demasiado fácil caer en una caracterización simple de Loki. Sí, es el Dios del mal y el engaño. Sí, es cruel en muchos de sus planes y juega con las personas como si fueran marionetas. Y sí, ha intentado matar a su hermano, a su padre, a su madrastra, a todos los asgardianos y a toda la humanidad. Pero, partiendo una lanza en su favor, esto se debe a la envidia que siente por Thor desde bien jóvenes, o sea, desde la eternidad, lo que le hace odiarlo a él y a Odín por haberlo relegado siempre a un segundo plano. Sin embargo, no es incapaz de reconocer el bien común, cuando este se alinea con sus intereses personales, y luchar al lado de Thor o de los Vengadores.

Al fin y al cabo, muchas veces su maldad sólo es el resultado de ocupar su sitio en el gran esquema universal del Universo Marvel.

Amigos y Enemigos de Loki

Los enemigos de Loki parece que han quedado bien claros ya, pero por si acaso los repito. Thor y Odín. Evidentemente, está abierta la veda contra todo lo que amen o defiendan estos dos, sobre todo, Thor. Esto ha hecho que Loki se enfrente no sólo a buena parte del panteón nórdico, como Heimdall, Valquiria o Sif, sino que la Tierra haya sido objeto de sus fechorías y de sus planes más megalómanos. De este modo se ha enfrentado a Los Vengadores, ha controlado mentalmente a Jane Foster, se ha hecho pasar por la Bruja Escarlata… incluso hizo que Thor matase a Los 4 Fantásticos y a Spider-Man -los resucitó Odín, no suframos, que esto es Marvel–.

Curiosamente, no se puede decir tampoco que Loki tenga muchos amigos o aliados. Es cierto que ha comandado a los enemigos de Asgard en varias ocasiones, que ha tramado con Hela o Skagg la destrucción de su ciudad o incluso está detrás del asedio que Norman Osborn y su “Vengadores” llevaron a cabo sobre Asgard. Sin embargo, su tendencia a moverse entre bambalinas y a traicionar hasta a su hija si hace falta –y lo hizo…– hacen que tengamos decir que el único aliado y el único amigo de Loki es Loki. Y a veces, ni eso.

Universo Cinemático de Marvel Loki

Uno de los –pocos– defectos del Universo Cinemático de Marvel es la presencia de villanos complicados que sirvan para algo más que ser una bolsa de boxeo de usar y tirar para el héroe de turno. Cráneo Rojo, Ultron o El Mandarín –caso especialmente sangrante este último– no han estado a la altura de las expectativas. Aunque esto no es difícil si las expectativas las marca el Loki de Tom Hiddlestone. Tras su gran presentación en Thor como experto en el arte del engaño y la manipulación, es una amenaza tan grande que obliga a los héroes más poderosos del planeta a unirse en su contra en los vengadores. Por último, es una de los pocos elementos redentores de Thor: El Mundo Oscuro, una de las entradas más flojas del Universo Cinemático de Marvel.

Será interesante ver qué lado toma –y durante cuánto tiempo– en Thor: Ragnarok y cómo evoluciona la relación con su hermano Thor –Chris Hemsworth–. Las imágenes del reciente tráiler los muestran como uno de los buenos. Hay que recordar, que lo último que vimos del maestro del engaño fue que había suplantado a Odín en el trono de Asgard. ¿Tendrá Loki algo que ver en el advenimiento del Ragnarok, del mismo modo que guió a Thanos a la Tierra? ¿Habrá llevado él a Hulk a Sakaar para ser un gladiador? ¿Se le habrán ido las cosas de las manos? Algo hay que no cuadra, pero lo que es seguro es que no estará claro hasta el mismísimo final de la película.

¿Qué poderes tiene Loki?

Aunque sea el hijo enclenque de un gigante –eso lo convertiría en una persona normal, supongo–, bien por el tiempo que ha pasado allí bien por algún tipo de magia o ritual por aclarar, lo cierto es que Loki cuenta con una fisiología asgardiana completa. Esto le otorga la característica fuerza sobrehumana y la resistencia y regeneración propias de un dios. Además, los poderes de Loki se hayan muchas veces en su capacidad para alterar la realidad de forma mística o para emplear –o forjar– objetos místicos para aumentar su poder drásticamente o crear ilusiones que le permiten confundir y manipular a sus enemigos –y a sus aliados…–.

#EnPocasPalabras: Una conclusión de Loki

Maestro titiritero

Loki es capaz de hacer que te enfrentes a tu mejor amigo. Sacar lo peor de ti, destapar tus más oscuros deseos y es capaz de conseguir, apenas sin esfuerzo, que cumplas su voluntad. No sólo eso, sino que creerás que lo haces por voluntad propia y sin dejar que nadie te diga lo contrario.

Esta capacidad de Loki para, a través de labia y la magia, hacer de cualquiera un peón en sus planes es lo que hace más peligroso. Sobre todo porque, en ocasiones, se deja llevar por su caótica naturaleza, lo que puede hacer que lo que para él es un simple pasatiempo se convierta en una amenaza para la realidad misma.

Written by Oscar

Seriéfilo, melómano, cinéfilo y bibliófilo. "Friki" de la vida en general y de muchas cosas en particular (Marvel, ESDLA, Zelda...) Me gustaría pensar que mi pasión y entrega hacen la vida de los demás un poquito más fácil.